Desertor rebelde afirma que unidad entrenada por EE.UU. vendió armas a ISIS

Un ex combatiente rebelde, llamado Asaad As-Salem, desertó del grupo apoyado por Estados Unidos llamado Maghawir al-Thawra basado en la base At-Tanf en el sur de Siria, y se rindió a las fuerzas del gobierno sirio, ha afirmado que un grupo entrenado por Estados Unidos vendió armas a ISIS.

Junto con varios otros militantes y sus familias, escaparon de At-Tanf y actualmente residen en un campo de refugiados cerca de Damasco.

El ex combatiente dijo al corresponsal de Russia-24, Eugeniy Poddubny, que él y sus hombres se unieron al grupo rebelde respaldado por Estados Unidos para luchar contra los terroristas islámicos. Sus instructores norteamericanos y noruego le enseñaron a disparar armas fabricadas por Estados Unidos entre otras funciones.

La realidad, sin embargo, difería del objetivo proclamado de luchar contra los terroristas, ya que la unidad nunca ha visto una acción en contra de ISIS y su comandante realmente negociaba la venta de las armas suministradas por Estados Unidos con los terroristas.

“Cuando supimos que el líder de nuestra unidad vendía armas a los terroristas de ISIS se lo comunicamos al comando de la base estadounidense, pero no se ha tomado ninguna medida, los norteamericanos sólo aumentaron el apoyo al hombre que fue nombrado nuestro comandante y que trataba con ISIS”, manifestó Salem.

“Les vendió todo tipo de armas pequeñas fabricadas en Estados Unidos, rifles M-16 y M-4, rifles de retroceso, varias ametralladoras y municiones“, añadió.

Las áreas controladas por los militantes respaldados por Estados Unidos a lo largo de la frontera entre Siria y Jordania fueron aisladas de las regiones de las fuerzas del gobierno sirio y sus aliados en junio, lo que hizo que su objetivo declarado de “luchar contra el terrorismo” fuera completamente obsoleto.

“No existía ningún tipo de apoyo para la población local, los estadounidenses no están interesados ​​en nada más que perseguir sus propios objetivos. Hay un campo de refugiados, Rukhban, por ejemplo, ubicado a unos 20 kilómetros de la base militar estadounidense… “ dijo Salem a Russia-24.

“Algunas de las personas que residen en el campamento son parientes de esos militantes, colaborando con los estadounidenses, mientras que los otros son civiles de At-Tanf. No hay condiciones de vida adecuadas allí, los niños no tienen donde estudiar, no hay atención médica, los estadounidenses sólo apoyan a las personas que utilizan para perseguir sus propios objetivos. En definitiva, te diré que se comportan como invasores.”, explicaba Salem.

Aunque las afirmaciones del militante no pueden ser verificadas de forma independiente, las fuerzas especiales de Estados Unidos han estado desde el año pasado en At-Tanf, situado en un cruce estratégico de la frontera de Siria con Irak.

Mientras que la coalición liderada por Estados Unidos afirmó que la base fue usada para luchar contra el Estado Islámico, en varias ocasiones han abierto fuego contra las fuerzas del gobierno sirio que se acercaban al área.

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, dijo en una rueda de prensa el jueves que la información obtenida por los corresponsales de Russia-24 debería ser examinada minuciosamente por organizaciones internacionales.

“Ciertamente, se necesita un examen minucioso por parte de las organizaciones competentes. Estas informaciones nos dicen que la coalición estadounidense no es lo que se proclamó, es decir, no combate a los terroristas en el sur de Siria sino que persigue sus propios objetivos “, dijo Zakharova.

“Uno de los objetivos es la creación de su propia esfera de influencia en el país. Para lograrlo, según informes de testigos, se están utilizando diversos medios, entre ellos la transferencia directa de armas extranjeras a los militantes, como ocurrió en la base de At-Tanf en el sur del país”, agregó.

La información revelada por el desertor rebelde no nos puede sorprender ya que el apoyo encubierto y manifiesto a varios rebeldes en todo el mundo es una práctica habitual de los EE.UU., comentó John Wight a Russia Today (RT), comentarista político y periodista.

Las alarmantes condiciones en los campamentos de refugiados controlados por los rebeldes respaldados por Estados Unidos tampoco son sorprendentes, ya que “Estados Unidos no está realmente interesado en el bienestar del pueblo sirio”, dijo Wight.

“Puedo decir que nunca han estado interesados ​​en el bienestar del pueblo sirio”, dijo Wight a RT. “El pueblo sirio ha sido utilizado como un proxie y como una justificación para la presencia de EE.UU. en Siria con su propia agenda hegemónica en mente”.

Fuente: RT