Mueren huyendo de ISIS una decena de civiles por minas terrestres en el Noreste Sirio.

Por lo menos 10 civiles han muerto y otros 28 han sido heridos mientras intentaban escapar del territorio del Estado Islámico en el noreste de Siria.

Según activistas locales, las victimas huían de sus poblados en las afueras de Deir Ezzor y se dirigían hacia el noroeste a la ciudad de Hasakah, cuando pasaron por un campo minado de ISIS.

Según los mismos activistas la mayoría de las victimas eran mujeres y niños.

El reinado del Estado Islámico se encoge día a día debido al empuje del Ejercito Sirio -apoyado por fuerzas aliadas- que no para de capturar territorio de ISIS en toda Siria.